lunes, 6 de febrero de 2012

Conspiración: la punta del iceberg

El escenario que voy a contar esta semana es una combinación de conspiraciones y ambiciones que podrían estar en el trasfondo de la situación mundial actual. Es sólo una hipótesis, aunque sustentada con algunos artículos que dan mucho que pensar. Personalmente, me resulta difícil creer que haya tanto Maquiavelo suelto por el mundo, pero es lo que suele pasarnos a los ingenuos. Por si acaso y con el fin de hacernos pensar un poco, aquí tienen este Scenario.

¿No será la crisis un medio para desestabilizar Europa? La crisis produce una situación de angustia y ansiedad que condiciona nuestra manera de actuar y de vivir con una enorme repercusión social. Su efecto es tal, que cambia nuestras prioridades de forma drástica y probablemente ese sea el verdadero objetivo de los que han iniciado la crisis, de los que la agudizan y de los que por inacción no la resuelven: cambiarnos. ¿Con qué objetivo? para debilitar a Europa en la escena internacional. Ahora veremos por qué.

Los que mandan:
De las 7.002.348.963 personas que viven en el mundo, pizco arriba o pizco abajo, sólo un par de miles controlan la mayor parte de los bienes y recursos del planeta. Es decir, el 0,0002% tiene en sus manos la toma de decisiones que influyen directamente en el devenir de la humanidad. 
A estas personas habría que dividirlas en función de si su poder es económico, político, militar, o alguna combinación de estas tres cosas al mismo tiempo. También es importante saber dónde están y a qué se dedican: de las 100 economías más fuertes del mundo, 51 corresponden a corporaciones privadas y 49 a países, estando estos últimos en fase de retroceso a favor de las primeras. Es decir, el poder económico en manos privadas supera al de la mayoría de los estados y sigue creciendo.
Es más, durante la presente crisis se está produciendo un declive aún mayor del poder económico de los estados, pasando muchos de ellos a estar literalmente en manos de las corporaciones, sean estas de carácter financiero, industrial o energético.
A su vez, estas 51 corporaciones están manejadas por una estrecha red de consejeros, muchos de los cuales ejercen su cargo en varias a la vez o bien han ido rotando entre ellas, pero se trata siempre de la misma gente: entre ellos se recolocan estratégicamente. (Fuente: Kentor y Suk Jang, 2004)
Con la que está cayendo y teniendo en cuenta que el estudio se basa en datos de hace 10 años, es muy probable que el ratio de países frente a corporaciones sea mucho menor. Seguramente el peso de las corporaciones europeas haya bajado en proporción a las nuevas corporaciones mundiales donde pueden estar ganado posiciones algunas de origen ruso y chino a codazos. Europa ya no pesa tanto como antes y eso se nota en muchos otros aspectos. Incluso puede suponer pasar de juez a víctima en tan solo una década.

El momento:
La clave está en primera década del milenio. A partir de año 2000, cargado con todo su simbolismo de cambio de milenio y tonterías varias sobre el fin del mundo similares a las que vivimos ahora, se produjeron muchos cambios relevantes en la escena internacional. Algunos de ellos pueden interpretarse como el resultado de ciertas conspiraciones. Otros son fortuitos, inesperados, o mejor dicho no están aún bajo el control de los conspiradores, lo que ha cambiado las reglas del juego a las que estaban acostumbrados. Aún siguen utilizando viejos métodos (como el miedo), pero ya no dudarían en utilizar nuevos métodos en caso necesario si la situación se descontrola (pandemias, revueltas sociales, apagón global de internet por efecto "solar", etc...).
Ha sido una década de demasiados cambios y han pasado tantas cosas, que el mundo no podrá volver a ser el que era. Este es el momento de definir e identificar a los nuevos líderes mundiales y a las nuevas potencias. Justamente eso es lo que está en juego hoy en día.

El miedo:
Recién llegado el republicano Bush II al poder, el fenómeno del miedo se explotó con éxito tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU., sobre los cuales existen a su vez tantas teorías de conspiración interna que han dado para elaborar decenas de libros y documentales. Si tienen curiosidad, aquí hay un pequeño resumen.
Ese miedo permitió a un presidente americano, claramente al servicio de estas corporaciones o muy bien manipulado por ellas, poner en marcha medidas insólitas que la población jamás hubiera aceptado si no hubiera estado convencida de que eran para su protección: la pérdida de libertad individual a favor de la seguridad nacional, los cacheos aeroportuarios indiscriminados, las detenciones preventivas por sospechas de terrorismo, la invasión de Irak basada en información falsa y sin haber tenido nada que ver con el 11-S, la aportación de miles de millones de dólares adicionales al presupuesto de defensa y el crecimiento exponencial en pocos años de algunas corporaciones americanas relacionadas con la seguridad, el armamento y el petróleo. 
Ante los ojos la comunidad internacional se violentaron normas internacionales de derechos humanos, (con campos de concentración incluidos, porque Guantánamo no ha dejado de ser más que eso y desgraciadamente está a punto de cumplir 10 años), sin que hubiera ninguna reacción contundente en contra por intereses que nada tenían que ver con la que se estaba montando en Irak. En muchos sentidos se puede decir que se hizo la vista gorda. Es más, hasta se prometió que a los que participaran se les premiaría con grandes oportunidades de negocio en la fase de reconstrucción del país.
Europa se mostró dividida, con grandes aliados como Reino Unido y España y varios detractores  como Alemania y Francia abiertamente en contra hasta agotar otras vías de diálogo, (como manifestó Francia ante la ONU). Este comportamiento resultó ofensivo para los que creían tener la sartén por el mango considerando a los franceses unos desagradecidos y echándoles en cara el apoyo prestado durante la 2ª Guerra Mundial. Pero, sobre todo, fue un aviso de que Europa no pensaba actuar de comparsa tan fácilmente. El sentimiento antieuropeo y antiamericano floreció mutuamente durante un tiempo, prácticamente lo que duró la era Bush II, enfriando las relaciones entre ambos bloques y sentando un precedente de desconfianza.
El miedo se ha utilizado en diversas ocasiones de la historia con reacciones similares y es sin duda el método de control de la población más efectivo que existe hasta la fecha para coaccionar a las sociedades más desarrolladas y a sus gobiernos. El ejemplo más reciente fue el de la gripe aviar. El aviso de una pandemia obligó a los gobiernos a pertrecharse de antivíricos, a la gente a usar desinfectantes para las manos al menor contacto y hasta las oficinas públicas se inundaron de dispensadores y carteles para recordarnos la amenaza constante a la que estábamos sometidos. La estrategia funcionó, (qué manipulables somos). En vez de erradicar la amenaza, hoy en día se siguen haciendo pruebas con el virus H5N1 y se ha llegado a desarrollar una potente arma de destrucción que podría ser utilizada bélicamente y/o con fines terroristas.
Pero pensemos: ¿no es la crisis otro miedo más? La crisis es un hecho real, la vivimos, la sufrimos, la vemos por todas partes, pero además nos influye psicológicamente, nos derrumba. Nos asusta pensar que aún puede ser peor. Eso es el miedo: la incertidumbre, la inseguridad.
La gestión del miedo se ha profesionalizado. En los próximos años seremos sometidos a diversas pruebas de acojonamiento colectivo.

El cambio climático: no es el clima lo único que cambia 
Casualmente, también en el año 2000, una vez perdidas las elecciones frente a Bush II, Al Gore se dedicó a liderar una campaña de concienciación mundial acerca de los peligros que entrañaba el cambio climático para el planeta. Armado con un elocuente documental y financiado por vaya usted a saber quien, consiguió crear un gran movimiento mundial en contra del cambio climático. Su loable esfuerzo fue aplaudido mundialmente y se le premió con el Nobel, el Príncipe de Asturias y hasta recibió un Oscar por el documental.
La realidad es que tras esta noble iniciativa también se esconde una poderosa forma de atacar a algunas de las corporaciones más poderosas del planeta, aunque sea de forma más o menos justificada. Tras este precioso escaparate irresistible de comprar también hay intereses ocultos y por supuesto, también hay detractores (el primo de Rajoy entre ellos).
Al amparo de lo que muchos defendemos y respaldamos con la finalidad de salvar el planeta, han surgido fuertes lobbies de presión con intereses menos claros que aparentan defender la misma causa, pero con fines distintos. Ha surgido el negocio de la venta de derechos de emisiones de CO2, nuevos consultores expertos que asesoran a las empresas y cientos de institutos dedicados a investigar y estudiar el cambio climático y a proveer de informes a todo aquel que necesite un dato llamativo para impactar a la población o justificar sus políticas empresariales o gubernamentales. Una campaña similar en contra del hambre del mundo, o a favor del acceso a la atención sanitaria y farmacológica en los países menos desarrollados, no habría sido nunca tan rentable. Quizás por eso se siga muriendo la gente de hambre en el Cuerno de África: nadie gana lo suficiente a cambio de remover conciencias.
Sólo por curiosidad y si tienen tiempo, sepan que hay otros puntos de vista y sospechas de fraude sobre la exageración de ciertos datos, por no hablar abiertamente de manipulación. Hasta se ha hecho un polémico contra documental al respecto, aunque hay que cogerlo con pinzas porque está bastante contestado. Sin duda representa la otra cara del negocio.
Yo considero que sí estamos causando un serio daño al planeta en muchos sentidos, y que hay que salvar la tierra por nuestro futuro y por el de nuestros hijos como máxima prioridad. Sin planeta, no hay vida. Sin embargo, aviso también de que tenemos que tener cuidado de no ser manipulados por nuestra buena fe.
Esta preocupación por el cambio climático ha generado por sí misma un gran negocio y ha amenazado a otros ya existentes. El continente que más ha defendido esta "cruzada del siglo XXI" ha sido Europa, perdiendo muchos amigos por el camino...

Europa:
Por la misma época, en 2002, entró el euro en circulación. Es cierto que ya funcionaba como divisa con anterioridad, pero en esa fecha se metió en nuestras vidas, o mejor dicho en nuestros bolsillos, coincidiendo con esta etapa de grandes cambios. Fue el mayor fenómeno financiero de la década y tenía otras connotaciones. Era una señal evidente de que Europa iba en serio: ya teníamos algo físico en común, algo que nos unía.
Y la moneda se fortaleció, se extendió, y dio la impresión de que esa fuerza respaldaba el poder de Europa, que también parecía crecer en paralelo en los acuerdos mundiales de comercio y en las cumbres del clima. En definitiva, Europa se volvía cada vez más molesta en el escenario internacional. Por otro lado, el bienestar social del que presumía Europa ponía en evidencia las políticas sociales de otros países desarrollados y empezaba a levantar algunas ampollas que sugerían ciertos cambios en las políticas internas de muchos países


La bonanza inducida:
Volviendo a EE.UU. en el mismo año 2002, en paralelo a los planes de guerra, se le dio mucha zanahoria a la población americana, alentando el patriotismo y el "sueño americano": todos podían ser millonarios.
Fue entonces cuando empezó el fenómeno de las hipotecas subprime, el fácil acceso al crédito por parte de cualquier ciudadano, la sensación de ser ricos y de que aquello no cambiaría a corto plazo. Hubo algunas señales de alarma, algún crítico tachado rápidamente de antiamericano, pero el gobierno decidió que era mejor no actuar: el mercado se las arreglaría solo y mientras el pueblo estuviera contento no se profundizaría demasiado en otros aspectos, como la reducción de impuestos a las grandes corporaciones y a los más ricos del país.
Los especuladores vieron en la ambición y en la avaricia su motor de crecimiento, y lo exportaron hábilmente a Europa en forma de fondos de inversión podridos, contagiando a la banca europea (con o sin querer).
En Europa, donde no existe el sentimiento patriótico europeísta, ni el sueño americano, la población vivió también el efecto rebote de esa generosa accesibilidad al crédito por parte de la banca. En algunos países, concretamente en España, se fue generando una burbuja inmobiliaria sincronizada con la que desarrollaba al mismo tiempo en Estados Unidos. Fue la época en la que mantuvimos unos lazos más estrechos entre ambos países y nuestros presidentes eran uña y carne, y como bien saben, todo se pega.
Curiosamente, fueron los países más próximos a Bush y a sus corporaciones los que más se endeudaron, los que más participaron del banquete: los que abrieron la puerta al Caballo de Troya del sobre endeudamiento privado con la complacencia de la banca (España, Italia, Portugal...).
Es más, aún cambiando de gobierno, la burbuja se mantuvo haciendo oídos sordos a las alarmas y hasta el nuevo gobierno se creyó rico: el gasto público fue aumentando al ritmo de los ingresos, que parecían ser infinitos, y literalmente se empezó a regalar el dinero. En España no hubo pez que no mordiera el anzuelo.

La globalización y el nuevo orden mundial:
Esta fue la década en la que se habló de la globalización, y Europa y EE.UU. dejaron de ser los protagonistas exclusivos del devenir económico mundial. 
Se inició el despertar de China, de Rusia, de la India y de Brasil (los BRIC) y empezó la deslocalización de empresas de los países desarrollados hacia los emergentes. 
Lo cierto es que mientras unos presumían de contaminar menos por reducir su producción en Europa, hipócritamente lo que hicieron fue cambiarla de lugar. La necesidad de materias primas en China aumentó vertiginosamente y se inició un neocolonialismo asiático en la zona con mas cantidad de recursos vírgenes, que además habían sido ignorada y despreciada durante las últimas décadas: África.
En diez años han viajado más chinos a África que europeos en los últimos cuatrocientos (según The Economist).
Pero el recurso crítico más importante, el petróleo, está en medio de un polvorín: Oriente Medio. 
Los líderes árabes por un lado, las potencias internacionales tradicionales por otro, y la sufrida población de la zona, han llegado a un punto extremo en el que se vislumbra un serio conflicto a medio plazo entre todos ellos. Valga de ejemplo el inicio de la primavera árabe, las tensiones con Irán y el papel de Israel y EE.UU., ahora frente a frente contra China y Rusia en la ONU por el tema de Siria (que entre los dos le han vendido la friolera de 8.200 millones de dólares en armas al gobierno sirio, al que además apoya Irán incondicionalmente).
Mientras crecen los nuevos protagonistas (China se rearma) y realizan tremendas inversiones en armamento, el papel de Europa en política internacional cada vez se desdibuja más, y con todos los estados miembros centrados en sus propios problemas, nadie tiene ni tiempo ni dinero de para ejercer de contrapeso. Hasta la población vería con malos ojos que cualquier gobierno se centrara en arreglar temas externos mientras la ciudadanía está con el agua al cuello y se están jugando su idílico modelo del estado de bienestar.
La guerra fría nos va a parecer templada al lado de la que puede estar armándose en estos momentos. 

La globa-información:
Realmente, lo que más se ha globalizado ha sido la sociedad: el acceso a los teléfonos móviles comunicó zonas del planeta prácticamente inaccesibles y al mismo tiempo internet globalizó la información. Nacieron y crecieron las redes sociales y cambió la forma de interactuar de los seres humanos. 
Al principio la idea parecía gustarle a todo el mundo, básicamente porque detrás de los orígenes de estos nuevos fenómenos había grandes corporaciones (telefonía y telecomunicaciones) y generaba negocio. Incluso internet generó su propia burbuja especulativa a principios de la "década.0". 
Sin embargo, como todo lo que crece muy rápido, se descontrola. Empezaron a aparecer miles de jóvenes imberbes que, sin más medios que un ordenador y su cabeza, cambiaron todo el sector en pocos años y transformaron el mundo. Su motivación principal no era hacerse millonarios, había cambiado el paradigma: nació el software libre, las redes sociales, la comunicación gratuita,... y tuvo efectos colaterales: las guerras podía retransmitirlas también un soldado en primera línea de fuego mediante su blog, las agencias de viaje eran prescindibles, libros, discos y películas podían disfrutarse sin coste para el usuario y hasta le ha llegado el turno a la fruta. Los intermediarios tradicionales empezaron a saltar por los aires en todos los sectores.
Esto no entraba en los esquemas de las corporaciones, o al menos no tan rápidamente y sin su control. El caso es que el modelo de comunicación y de información que durante décadas había estado en manos de unos pocos cambió, y hoy en día está en vías de extinción. Ha sido un fuerte golpe para muchos sectores, pero la pérdida de control de la información ha sido sin duda el golpe más duro para las corporaciones por motivos secundarios... no se puede manipular la opinión pública si no se tiene controlada la información.
Por contra, el papel de internet en las revueltas árabes, el caso de Wikileaks, los disturbios callejeros en Reino Unido, la piratería y los ataques informáticos, empañan y amenazan todas las bondades y ventajas que ha aportado internet a la humanidad y son los argumentos que esgrimen los que abogan por su control. Recordemos que la red hizo posible la elección de Obama financiada por millones de particulares en vez de por un puñado de corporaciones que jamás le habrían apoyado. 
Los intentos que hoy vivimos de controlar y censurar internet son prueba de esta pataleta que probablemente irá a más en los próximos años y no olvidemos que aunque la decisión final dependa de los gobiernos, estos siguen estando estrechamente vinculados a las corporaciones. Sólo controlando la red podrán volver a manejar el mundo como lo han venido haciendo hasta ahora y no pararán hasta conseguirlo. Twitter y Google ya se están plegando a las exigencias de gobiernos como el chino para aplicar censura allí donde la requieran. Lo cierto es que cuanto más se esfuercen por controlarlo, más jóvenes encontrarán la manera de sortear los obstáculos, porque la red ya es una parte esencial de toda una generación y cualquier barrera es un reto, un aliciente para seguir abriendo fronteras. La red puede jugar a favor o en contra del miedo, no lo olvidemos en un futuro.

La crisis:
Y al final de la década, llegó la crisis. ¿Será un problema fortuito o es parte de un plan? Cuanto más tiempo pasa, más dudo de su trasfondo.
No me creo que "nadie" supiera lo que ocurría con las cuentas griegas si precisamente quienes las auditaban eran miembros relevantes de las corporaciones de las que hemos hablado. Era un engaño, sí, pero ¿por parte de quién a quién?. Ocultaron la realidad hasta atrapar la mayor cantidad de fondos bancarios europeos, especialmente alemanes, para luego soltar la bomba de su incapacidad de pago y de su fracaso financiero.
Si fuera cierto que la crisis no pudo ser predicha, que lo dudo mucho, una vez iniciada sí que era fácil deducir sus consecuencias con muchísima precisión. Bastaba con analizar la exposición de cada país y trazar una hoja de ruta: la predicción del caos.
Ese es precisamente el trabajo de las agencias de calificación de deuda, quienes orquestadamente han coincidido en agudizar la profecía del desastre inminente de forma rítmica y acompasada. A pesar de que todos conocen su papel en la creación de la burbuja inmobiliaria y en la crisis financiera, parecen contar con el mayor de los respetos y el respaldo de quienes controlan el dinero, de los que mueven los hilos. No en vano, están a su servicio y son parte de ellos. Son parte de esas 51 corporaciones cuyos altos cargos rotan y circulan en los ámbitos de poder como los miembros de un selecto y restringido club social. Como ya les he contado, las agencias son sólo tres y las tres americanas. Todas predijeron la caída de Grecia, de Portugal, de Irlanda, de España, de Italia, y ahora más recientemente la de otros países tradicionalmente estables dentro de la UE. Y todas acertaron en sus predicciones...
Su diagnóstico empieza a cumplirse nada más abrir la boca, cada vez que hablan, que emiten un veredicto sobre un país, sobre sus medidas de ajuste económico, sobre su futuro...
Las consecuencias para estos países, además del desempleo, de la pobreza y del agotamiento de los gobiernos, implican cambios mucho más profundos: la inestabilidad de toda Europa, la zozobra de su moneda, la debilidad de la Unión. Como objetivo político contra un bloque económico mundial, no está nada mal, y sin disparar ni un misil. Y en tan solo un par de años.
Qué mejor forma de acabar con la terca y engreída Europa que se dedica a poner objeciones a todo, desde la guerra de Irak hasta las emisiones de CO2... Un poco de inestabilidad social en casa no le vendría nada mal, incluso alguna revuelta doméstica haría que centrase más en sus asuntos y dejase tranquilo al resto durante un tiempo.

Lo que está en juego:
Si en las últimas décadas EE.UU. se arrogó el papel de salvador del mundo y nos ha convencido de ello mediante todas las películas lava cerebros de Hollywood, Europa se otorgó a sí misma el de la conciencia del planeta, el Pepito Grillo toca narices con las guerras, el medioambiente, los derechos sociales y temas similares.
Pero con Europa ocupada en sus quehaceres domésticos, el problema de Oriente Medio puede dar un giro. China y Rusia frente a Israel y EE.UU. discutiendo por el petróleo y reorganizando sus cuotas de poder en el mundo árabe, que se encuentra en plena transición, han encontrado un momento ideal (o quizás no se han encontrado el momento, sino que lo han propiciado...).


Vista así, la crisis que vive Europa es un medio para conseguir un objetivo político, militar y económico.
El único que no encaja con esta teoría es Obama, un actor que entró de imprevisto en la escena, y por eso me inquieta su futuro personal y político. La postura de los candidatos republicanos respecto a todo lo que les he contado en los puntos anteriores está meridianamente clara: casi parece que hubieran redactado ellos parte de este artículo.

Volviendo a la realidad fuera de este Scenario, quizás como conspiración sería un guión demasiado rocambolesco, pero he visto películas y telenovelas mucho menos creíbles. En todo caso, espero que les dé que pensar y que se hayan entretenido un rato.
Una última cosa, es probable que todo lo que he contado sea circunstancial y no producto de una conspiración. Lo que sí es cierto es que, con o sin conspiración, el resultado será el mismo: la pérdida de peso de Europa a nivel económico, político y militar, la censura en internet y el inminente conflicto en Oriente Medio.

Por favor, si les ha gustado, compártanlo.
Que tengan una buena semana.




27 comentarios:

  1. Simplemente genial, yo que soy demasiado tonto para rebatirlo o corroborarlo, el instinto me dice que si, que las cosas son así, según parece existe un pretexto para enfrentar a los dos bloques, la guerra civil en Siria, y la razón auténtica el problema de Iran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmm por citar a un pais , argentina .

      Eliminar
  2. De las decenas de personas con las que he hablado de este asunto desde hace algo más de un año, no llegan a cinco las que comparten esta opinión. Una de las razones es que inconscientemente asocian el poder con el hecho de llevar razón, negando a los demás la capacidad de observación y, por tanto, análisis de la situación. Ese gran mal no es otra cosa que el comportamiento ancestral de obediencia a lo que se toma como orden establecido. Es el esclavo que al empezar a caminar se cae y echa la culpa de la caida a quien le ha liberado las piernas.

    ResponderEliminar
  3. Añadir que el egoísmo del ser humano, que de empatía no tiene nada, viene a complicar aún más las posibles soluciones. Es curioso como en Europa ahora sí nos preocupamos de lo que se nos viene encima, mientras llevamos años explotando el tercer mundo, mientras nuestras empresas fabrican a bajo coste en terceros países con todo lo que eso significa. Ahora, cuando nos toca de lleno, es cuando nos asustamos.

    En estos momentos me viene a la cabeza la moraleja, que dice algo así: "Al principio los nazis vinieron a por los judíos, como yo no era judío, no hice nada. Después vinieron a por los homosexuales. Como yo no era homosexual no hice nada. Después vinieron a por los gitanos. Como yo no era gitano no hice nada. Después vinieron a por los comunistas. Como yo no era comunista no hice nada. Después vinieron a por mí. Pero como sólo quedaba yo, ya no pude hacer nada."

    ResponderEliminar
  4. Apunto un dato más que siempre me ha inquietado. ¿Recuerdan el argumento más repetido por José M. Aznar como jefe de la oposición en la legislatura 1993-1996? ¿Recuerdan su continua obsesión con el ahorro familiar? Hay que incrementar el ahorro de las familias, decía. En su primera legislatura (1996-2000) continúa con este discurso y coloca a gente de su confianza en bancos y grandes corporaciones. Como resultado, aumenta el ahorro de las familias, que va a parar a los bancos. En la segunda legislatura (2000-2004), cambia el discurso y todo este dinero va a parar al ladrillo, creándose las condiciones para la burbuja inmobiliaria. Nadie sabe cuándo, pero no importa, tarde o temprano terminará por estallar y todo ese dinero ahorrado por millones de españoles cambiará de manos.

    ResponderEliminar
  5. Dentro de unos años todos calvos y como siempre la humanidad que a pesar de utilizar su diez por ciento de su conocimiento simpre ira tropezando con la misma piedra un perro le daras cariño y el siempre te respondera con buenas acciones un ser humano nacera casto y puro y despues de unos años se convertira en un ser malefico que ya se las apañara para encontrar sus peores cechorias para desbancar a los seres de su misma especie.

    ResponderEliminar
  6. Uno que sbae lo que pasa7 de febrero de 2012, 15:58

    Algo parecido, a grosso modo, lo postula la escritora Naomi Klein con su "Doctrina del shock". Desde luego, la periodista Cristina del Río hace un análisis de la situación tal cual, real y observable por quienes tienen sentido crítico con el sistema. Está claro que no interesa crear ciudadanos críticos, de ahí que se rebajen las partidas económicas de los sistemas educativos públicos. Pero lo que sí está claro, y no con ello pretendo ser maltusiano, es que la población aumenta y con este hecho todos queremos el llamado estado de bienestar, cosa que es imposible puesto que se necesitarían muchos recursos naturales para contentar a todos y, desgraciadamente, nuestro querido planeta es limitado, incluyendo su agua potable. Como decía algún indio americano: "Sólo cuando hayas cortado el último árbol, sólo cuando hayas contaminado el último río, sólo cuando hayas pescado el último pez, sólo entonces sabrás que el dinero no se puede comer.
    Despertemos de una vez y hagamos un Mundo para nuestros nietos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo que hay que cambiar es el concepto de bienestar,es absurdo que para salir de una crisis economica un pais una empresa tengan que aumentar la produccion y de alguna manera pervertir a los pueblos a consumir todo cada vez mas,el dinero es irreal,las necesidades no ,habria que ver cuales son las necesidades,comida,casa,educacion,control de natalidad,es todo muy complicado,la lucha no es cambiar de posicion social la lucha seria cambiar el concepto de posicion social,pensar como construir sin destruir,sin muertes,sin hambre,no se

      Eliminar
  7. Enhorabuena por el post y por el magnífico blog. He dado con él a través de los comentarios en "El País" y no puedo estar más de acuerdo con tus afirmaciones. Creo que Europa está siendo, a su vez, un campo de experimentación de las teorías neoliberales más descerebradas y vamos hacia la desaparición del estado tal y como lo conocemos después de las guerras mundiales.
    Por cierto y en sintonía con lo que expresas, hay economistas que reconocen que Rodrigo Rato, al aprobarse la ley del suelo, expresó entre sus allegados "esta ley supondrá como mínimo 10 años de crisis para España". Es decir, sabían lo que hacían...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rodrigo Rato abandonó la Presidencia del FMI para venirse a liquidar sus negocios de la constucción.

      Eliminar
  8. Es increible la capacidad de síntesis que tienes en algo que es tan complejo y de enorme trascendencia, es la historia actual, la que vivimos cada día, pero entendiendo un transfondo, que expones con una claridad meridana y fiable, dada toda la información de que dispones y que de una manera brillante y fácil nos transmites. Un blog excelente!

    ResponderEliminar
  9. Compartido como pides, yo tambien te pido que sigas diciendo lo que el 99% de periodistas no se a treven a decir o publicar.
    felicidades.

    ResponderEliminar
  10. Las cosas no son tan sencillas. Atribuirlo todo a un contubernio "judeo masónico" (como decía nuestro dictador) de las entidades financieras contra Europa es simplificar demasiado la cuestión.
    Muy probablemente todos los síntomas que indicas son ciertos, pero al hilvanarlos en una teoría general, la argumentación empieza a chirriar. Hay contradicciones importantes.
    Elaborar una teoría general sobre la situación actual es muy complicado y solo historiadores con una gran cabeza son capaces de hacerlo.
    Recomiendo dos libros, "Después de Bush" de Paul Krugman donde insiste en que es la política la que condiciona y modifica la economía y no al revés y, luego, "Guerra y Paz en el siglo XXI" (título original, "Essays on globalization, democracy and terrorism") de Erik Hobsbawm, donde hace un análisis del papel hegemónico de los estados imperialistas y de su influencia ideológica en el devenir de las sociedades contemporáneas en el contexto de las relaciones internacionales.
    No obstante lo dicho, sigue adelante. Es importante ir acumulando datos no sea que a alguien se le olvide con quién nos estamos “jugando los cuartos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo con Paul Krugman donde insiste en que es la política la que condiciona y modifica la economía y no al revés porqué echa la ley, echa la trampa. El poder politico esta cada vez màs en manos de las corporaciones.

      Eliminar
  11. Material para la reflexión. Mi impresión es que la crisis -esta vez originada en el mundo desarrollado- se ceba con el eslabón más débil: Europa, dadas sus carencias por falta de cohesión política y económica.

    De momento, lo más sangrante es la ausencia absoluta en la asunción de responsabilidades por parte de quienes la causaron. La solución, a mi entender, pasa por un empoderamiento ciudadano dado que la acción de los intermediarios de los que nos dotamos ha resultado ser contraproducente.

    Te felicito por el blog: muy didáctico y con una gran capacidad de síntesis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho, necesitamos un contro poder social pero quièn lo va organizar?

      Eliminar
    2. Pues, o lo organizamos los ciudadanos/as o nadie lo hará por nosotros/as.

      Eliminar
  12. Enorme trabajo recopilatorio de datos y sucesos del nuevo milenio. Enhorabuena, un trabajado post. Y aunque coincido en gran parte de tu interpretación de estos datos, difiero en algunos puntos... Sobretodo en el de remarcar a Europa como "pepito grillo", y defensora del bienestar, la igualdad, la paz, el clima, etc...
    Para empezar Francia y Alemania no se opusieron a la guerra de Irak de 2003 por razones humanitarias, sino porque eran dos de los máximos beneficiados del escandaloso y polémico programa de la ONU "Petróleo por alimentos" que se convirtió en la puerta trasera del bloqueo al que fue sometido Irak tras la 1ª Guerra del Golfo. (No me explayo más, quien quiera saber que suponía ese programa que lo investigue y saque sus conclusiones)
    Y el punto en el que supones que Obama nunca sería apoyado por las corporaciones tampoco estoy de acuerdo, de hecho pienso que Obama ha sido el mejor y más perfeccionado "producto" que las corporaciones nos han "colado", con un despliegue de medios publicitarios apabullante. El premio Nobel de la "paz"...
    Por lo demás coincido bastante en tu manera de hilar los acontecimientos, que si bien como dices al final puede ser que todo sea circunstancial, yo creo que está parcialmente "planeado" sin tener que recurrir a conspiraciones "judeo-masçonicas", simplemente es la conspiración de la codicia, la avaricia, el poder y el egoísmo humano.
    Un saludo y magnífico blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo que decis de alemania y francia lo podes constatar ? estaria muy bueno .

      Eliminar
  13. Agradezco tan buen análisis, me quedé flasheado al ver que mi curiosidad se veía plenamente satisfecha con los argumentos expuestos en este post.
    Sólo añadir que Europa, nuestra Europa, a pesar de estar siendo atacada en éstos momentos, creo que se está fortaleciendo aunque los medios de comunicación nos bombardeen con la idea contraria.
    Los ataques a Europa están acelerando su liberación y la desarticulación del Reino Unido y pondrá bajo control a la city, entidad fuera de la ley y desde donde se producen los ataques mas agresivos contra Europa.
    Nosotros estamos intentando taponar los agujeros creados por las constantes burbujas antes de darle a la máquina de imprimir billetes, algo que ni EEUU ni RU han dejado de hacer y demostrando que dicha política monetaria es errónea si no se se hacen los deberes previamente.
    Estoy plenamente convencido de que la Eurozona va a salir muy reforzada de todos estos ataques y que ocuparemos un lugar con bastante más peso que el que aquellos que nos atacan temen que tengamos en un futuro.

    ResponderEliminar
  14. Perfecto Cristina, pienso en esto hace tiempo ¡mujer tenias que ser!!

    ResponderEliminar
  15. Interesante artículo. El único problema que tiene es que se basa únicamente en artículos de opinión de blogs y artículos de periódico que no demuestran absolutamente nada. Tejes la historia y muestras artículos como para demostrar la veracidad de la misma cuando los artículos únicamente hablan de cosas muy puntuales sin demostrar la conspiración que imaginas en general.

    Es muy fácil especular, pero muy difícil demostrar.

    ResponderEliminar
  16. Creo que falta un detalle.
    La generacion de la deuda para generar paro.
    Con eso se consigue mano de obra barata ya que las multinacionales que se encuentran en los paises que tienen la mano de obra mas barata de la tierra van a tener de abandonar con urgencia esos paises y vendran como salvadores y no como victimas de su propia ambicion.
    Ejemplo Reforma laboral español, no va ha crear empleo eso lo ve todo el mundo y en Grecia en poco tiempo aumentado el paro al doble.

    ResponderEliminar
  17. A grandes males, grandes soluciones.
    La solucion de Islandia

    ResponderEliminar
  18. Muy interesante tu opinion, Cristina!... El bienestar social europeo sin dudas no es bien visto por la cupula del "Norte". Europa tiene un sistema de seguridad social superior al de Estados Unidos en todos los sentidos,todavia lo tiene, y la influencia socio politica europea resulta molesta para los poderosos intereses privados de este lado del mundo. El ataque financiero a Europa no tiene otro fin, desde mi punto de vista, que el de debilitar o suprimir esa y otras ventajas sociales. El yugo, la tenaza con que se pretende subyugar a los estados y sociedades europeas no es otro que el de la deuda financiera, y como los gobernantes europeos son todos marionetas de los actores financieros pues hay pocas esperanzas para los europeos.

    Mi opinion parte de la base de que mientras el mundo sea gobernado en realidad por cuatro banqueros privados nada va a mejorar, todo lo contrario. Si no hay dinero para sustentar el bienestar social de los ciudadanos como es posible que haya dinero por miles de millones para salvar a los bancos y que ademas seamos nosotros los salvadores cuando deberiamos ser los salvados?

    La banca privada creo el sistema de creditos para garantizar la creacion del dinero. Un radio, un televisor, un pantalon, un automovil, todo debemos comprarlo a credito y pagando su respectivo interes (mas dinero creado). Por que un televisor cuesta 2mil euros cuando pudiera costar 200? Ellos saben que el 99% solo puede pagar 2mil euros a plazos, por eso cuesta 2mil euros y no 200.

    Pero no solo exigen a los gobiernos austeridad. Exigen suprimir beneficios, salarios, educacion, salud, empleos, pero a ellos, a la banca que les dejen actuar libremente, sin ataduras ni restricciones, Genial!! LA BANCA EXIGIENDO Y DICTANDO A LOS ESTADOS QUE SE DEBE Y COMO SE DEBE HACER... No crees que el mundo esta al reves?

    Europa,pienso, no volvera a ser lo que fue mientras la banca campee de manera impune y descarada.

    ResponderEliminar
  19. Permitanme mostrar una cita que desde mi humilde opinion resume todos los tormentos que vive hoy nuestra humanidad:

    “Yo creo que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que los ejércitos permanentes”...
    “Si el pueblo norteamericano alguna vez permite a los bancos privados controlar la emisión de su moneda, primero por medio de la inflación y luego por la deflación, los bancos y las corporaciones que se crearán alrededor de los bancos... privarán al pueblo de toda propiedad hasta que sus hijos despertarán sin techo en el continente que sus padres conquistaron”.
    “El poder de emisión debería ser retirado a los bancos y restaurado al pueblo, a quien pertenece en propiedad” (Thomas Jefferson: Presidente de los EE.UU.).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...