domingo, 27 de septiembre de 2020

CANARIAS FORTALEZA

CANARIAS FORTALEZA y el Día Internacional del Turismo tienen ante sí los mismos retos que afrontar en esta etapa tan incierta que nos ha deparado el 2020: cómo reactivar el turismo con garantías de seguridad sanitaria en medio de una pandemia.

El turismo, sí, este sector que tanto nos da, pero que tanto nos intimida por su impacto económico y social como receptores de 16.000.000 de personas al año en las Islas Canarias, situándonos en los puestos de cabeza como destino turístico mundial concentrado en una sola región.

Canarias vive del turismo, como otros países disponen de diversas materias primas: petróleo, madera, tecnología, mano de obra barata, casi esclava... nosotros sin embargo disponemos de costas, playas, sol, luz, buen clima y establecimientos alojativos, de ocio y de restauración de primer orden mundial. 

Somos felicidad, vacaciones, servicios, gastronomía, personalidad, talento, amabilidad, generosidad y fortaleza. Fortaleza para subsistir en un mundo globalizado en el que la competencia se ha vuelto competición en vez de capacidad y excelencia. Y lo somos. Somos excelentes en lo nuestro, pero tenemos que luchar por mantener esta excelencia precisamente ahora que el planeta atraviesa una crisis mundial sin precedentes en todo un siglo.

Por este motivo, mi mejor aportación para un día tan señalado como hoy es compartir el trabajo de los últimos seis meses sobre cómo preparar al archipiélago para las circunstancias que se avecinan. Desde enero empecé a preocuparme por la evolución de la pandemia y antes de acabar el mes ya teníamos el primer caso en de España, precisamente en La Gomera... A partir de ahí se me dispararon las alarmas, empecé a a analizar distintos escenarios, la situación tendía a complicarse por semanas... Llegó marzo, nos confinaron, y traté de plasmar en papel las ideas de las últimas semanas vividas intentando desahogar una ansiedad que prefería compartir y aprovechar, antes que silenciar y esperar a que se resolviera sola.

Tuve la oportunidad de exponer este proyecto al Gobierno de Canarias y desarrollar una estrategia para la supervivencia de las islas y sus habitantes, no solo para el turismo. Ésta sería la palanca principal por su peso económico, pero también el motor de un cambio de percepción de la competitividad y la excelencia: podíamos hacerlo mucho mejor, abrir nuevas vías a la cultura aproximándola al sector, a la formación, al cuidado del entorno, al paisaje, a los recursos naturales, a la energía y al agua... un cambio de paradigma mundial y una oportunidad de transformación para el archipiélago.

Hay tanto que escribir de los sucedido desde marzo hasta ahora... pero vamos a empezar por el principio, por el documento escrito en abril que sirvió de planteamiento para posicionarnos ante la crisis con premisas claras y buscando la unidad, el consenso y el talento de todas las islas, orientándose a la sostenibilidad de sus empresas y a la calidad de vida de sus residentes.

Puedes clicar en este enlace para acceder al documento: CANARIAS FORTALEZA

A fecha de hoy, 27 de septiembre, Dia Mundial del Turismo 2020, nos asomamos a un importante y trascendental debate que tendrá lugar mañana en el seno de la UE con el fin de armonizar las medidas de movilidad dentro de Europa, los criterios y condiciones epidemiológicas y los procedimientos a seguir. Canarias ha propuesto desde abril el control de fronteras para asegurar una movilidad con garantías sanitarias: no importa el lugar de origen, la nacionalidad o el destino. En medio de una pandemia el único criterio restrictivo debe ser el estar sano, y para ello propusimos el sistema de reciprocidad sanitaria "TEST BEFORE TRAVEL", TBT, que consiste en cada país se haga cargo de asegurarse de que los viajeros que salgan de su territorio lo hagan en buen estado de salud para no dispersar la pandemia. Los destinos, en reciprocidad, los devolverán a sus lugares de origen previamente testados antes de volver a viajar, garantizando así que no son portadores de la enfermedad y pudiendo reducir o evitar cuarentenas a la vuelta. El detalle de la logística, coste y tecnología de este proceso da para varios post, por lo que seguiré informando en las próximas semanas cuando tengamos más claridad sobre los pasos que va a dar Europa en los próximos días.

Seamos optimistas. Cada día que la ciencia avanza, disponemos de mejores sistemas de detección temprana, test más rápidos, baratos y efectivos, de tratamientos más eficaces, conocemos mejor al virus y entre toda la humanidad estamos a punto de obtener una vacuna. Aprovechemos las oportunidades que nos da la ciencia para no hacer de la espera por la vacuna un paréntesis insostenible social y económicamente en nuestras vidas. Recuperemos la movilidad con seguridad. Recuperemos nuestras vidas conviviendo con el virus maximizando las medidas de precaución. Para terminar, pediría que recuperemos especialmente el concepto de humanidad: hoy todos nos enfrentamos como especie a un desafío sin igual, la salud, la inestabilidad política y social, el medioambiente, el calentamiento global, la emigración, los conflictos armados y la economía. 

Al borde de una tormenta perfecta, seamos fortaleza, dignidad, solidaridad, esperanza y ejemplo, cada uno de nosotros en nuestro entorno y todos colectivamente en nuestra tierra, nuestra fortaleza.

Saludos, ánimo y fuerza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...